Horror en Don Torcuato: por una deuda, mató a sus jefes y se suicidó

Ir abajo

Horror en Don Torcuato: por una deuda, mató a sus jefes y se suicidó

Mensaje por Spitzer el Jue Dic 20, 2012 10:59 am

Un chapista de 54 años fue a reclamar dinero y terminó causando una masacre; también asesinó a un compañero

Carlos Landívar tenía la decisión tomada . Ese día, si no le daban la respuesta que esperaba, los iba a "matar a todos". Así fue como asesinó a los dueños de la empresa en la que trabajaba y a un compañero de trabajo, y luego se suicidó, no sin antes incendiar la oficina y herir a otro empleado.

La masacre ocurrió cerca de las 14 de ayer en Bascoy SA , la empresa donde Landívar, de 54 años, trabajaba como chapista, situada en Boulogne Sur Mer y Frías, en Don Torcuato.

Allí, el hombre fue a reclamar el dinero que consideraba que le debían. Al no conseguir respuesta, sacó un arma y les disparó a Javier Etcheverry, que trabajaba en el área de coordinación de viajes, y a los hermanos Marcelo y Gabriel Bascoy . Luego provocó un incendio y se pegó un tiro en la cabeza. Una deuda y un sueldo prometido por un valor que nunca llegó a ser lo que él esperaba lo habrían llevado a tomar la terrible decisión.

Vecinos de la empresa, que conocían al asesino, y fuentes con acceso a la investigación dijeron a LA NACION que Landívar reclamaba una recompensa por declarar como testigo a favor de los Bascoy en un juicio contra la compañía.

La promesa, además de un "premio" en efectivo, incluía un sueldo por un monto que nunca habría llegado a cumplirse.

Los investigadores, dijeron además que hace dos años, Landívar había tenido una salida "conflictiva" de la concesionaria de automóviles BMW donde trabajaba. La última vez que estuvo en la agencia, al no obtener lo que pedía, destrozó vehículos que se exhibían para la venta.

En la tarde de ayer, detrás del cerco policial dispuesto en un radio de 200 metros del lugar de los hechos, unos treinta choferes de camiones -de los 60 que trabajaban para Bascoy- hicieron una vigilia, muchos de ellos con lágrimas en los ojos.

"¿¡Por qué tenía que estar ahí!? ¿Por qué mi negrito, mi marido!? ¿¡Por qué me lo mató!?", lloraba, desconsolada, la esposa de una de las víctimas al recibir la triste noticia.

"Estábamos yendo a la marcha [convocada por la CGT y la CTA] a Plaza de Mayo y nos enteramos dela noticia y nos volvimos, no se puede creer lo que pasó", dijo Daniel, uno de los camioneros.

"Es una situación muy difícil. Además de lo que pasó, hay 60 familias que no saben qué es lo que va a pasar con ellas", dijo, consternado, otro de los conductores.

UN PLAN PREMEDITADO

La noche antes de cometer la masacre, Landívar, le adelantó al empleado de un kiosco al que frecuentaba que si no le pagaban lo que le debían "los iba a matar a todos" , según confirmó a LA NACION, una vecina que conocía al hombre.

Ayer, Landívar salió temprano de su casa y en su bolso guardó una pistola calibre .380, con la que cometió los crímenes. Al llegar al trabajo, realizó unos arreglos de pintura. Antes del mediodía, pasó, como todos los días, por una quesería situada en Boulogne Sur Mer y Frías, donde compró jamón y queso para almorzar.

"Lo noté muy nervioso, transpiraba mucho", dijo la dueña de una quesería donde Landívar frecuentaba. "Era una persona nerviosa, se le notaba que algún problema tenía", dijo la mujer a LA NACION.

Minutos después de las 13, los hermanos Gabriel y Marcelo Bascoy salieron de la empresa, situada en Boulogne Sur Mer y Frías, en Don Torcuato. "Se fueron a almorzar en la camioneta. Al ratito me fui yo. Y después me enteré de lo que pasó", dijo un transportista que estuvo en el lugar antes de la tragedia. "Tuvo que ser en ese interín", dijo.

Según los investigadores, Landívar disparó ocho veces y con un líquido inflamable que había llevado en un envase de edulcorante, roció la oficina y la prendió fuego.

Al llegar la policía logró rescatar a un empleado que se subió al techo de la oficina mientras se incendiaba.

El hombre, que debió ser asistido por sofocación, dijo a los policías que el chapista había irrumpido en el lugar "porque le habían liquidado mal el aguinaldo y le debían dinero", según informó Télam.

"ERA MUY AGRESIVO"

"Se cansó e hizo lo que tenía que hacer", dijo ayer Víctor, uno de los nueve hijos de Carlos Landívar, que se acercó a la escena del crimen. "Le debían mucha guita. No se iba a dejar pasar por arriba", lanzó. "No lo hizo por dos o tres mangos, lo hizo por mucha plata. Yo estaba enterado de cómo venia la mano", dijo el hijo del múltiple homicida, quien contó que desde hacía dos años que no se veía frecuentemente con su padre.

"Cuando tomaba era así, medio rayado. Si lo jodían, sí era muy agresivo", contó el joven quien también afirmó que recibía cargadas de algunos camioneros. "Algunos choferes lo descansaban."

Una vecina para la que Landívar había trabajado hace un año, que se identificó como Soledad, dijo que alrededor de las 13.30, se encontró con el chapista en la puerta de Transportes Bascoy S.A. y el chapista la saludó y le regaló una caja navideña.

"Estaba normal tranquilo", dijo la mujer y contó que al recibir el obsequio le dijo "bueno, vamos a brindar esta noche", a lo que Landívar, según contó la mujer le respondió: "No creo que me veas esta noche porque hoy voy a solucionar el problema",

A las 19.30 de ayer, ambulancias y móviles de la Policía Científica trasladaron los cuerpos de las víctimas y el asesino a la morgue judicial. Atrás salieron algunos autos de familiares de las víctimas.

Una vez despejada la zona, los camiones de Transportes Bascoy, que hasta ese momento estaban estacionados en las cuadras aledañas a la empresa, fueron ingresados al playón por los choferes que aguardaron hasta el final de la tarde.

De la investigación está a cargo el fiscal Cosme Iribarren, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Don Torcuato.

"Eran gente de la mejor. Intachable.Los conozco hace treinta años, trabajé para ellos y nunca tuve un problema", dijo Willy, quien tiene un taller a pocos metros del lugar de la masacre.

UNA EMPRESA FAMILIAR
Transportes Bascoy SA fue fundada hace 27 años por José Bascoy, de 78 años y padre de Gabriel y de Marcelo, quienes atendían una verdulería en Pacheco.

En la empresa de transporte comenzaron realizando repartos ellos mismos con un camión. Luego, a medida de que la empresa fue creciendo, se incorporaron más vehículos. Actualmente, la compañía contaba con una flota de unos 45 camiones, con unos 60 choferes.

http://www.lanacion.com.ar/1538779-horror-mato-a-sus-jefes-y-se-suicido

_________________
avatar
Spitzer
Administrator
Administrator

Zodiaco : Aries Signo chino : Búfalo
Mensajes : 694
Fecha de inscripción : 21/06/2012
Localización : Buenos Aires
Humor : Obsceno

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.